Back to Jengibre
Lifestyle Jengibre
Lifestyle

Unos días de playa

Nos queda un mes de verano acá en el sur sur del hemisferio! Increíble como pasa de rápido y podría decir que fue poco lo que disfruté del sol. Entre que hay que cuidarse a ciertas horas y tampoco es que disfruto tirarme durante horas a quemarme, sigo blanca y ya no me es un problema. =) Creo que a medida que pasan los años vamos priorizando lo que realmente tiene sentido y vamos dejando las superficialidades. Ahí es donde puedo decir que no me molesta para nada seguir cumpliendo años, cada vez nos conocemos más, somos más seguras, sabemos que queremos y eso me encanta!

en la playa de carilo parador hemingway

Volviendo al tema del verano, lo que más disfruto es estar en el mar, la naturaleza en sí, no un hueco con agua en una terraza, pero bueno… a veces es lo que hay! Como nos vamos acostumbrando a reducirnos cada vez más en la ciudad, nos vamos conformando en vivir todos apretados, comprimidos. Pero si analizan, siempre intentamos replicar la naturaleza y esto pasa en las grandes ciudades, donde el cemento nos invade. Una pileta, un patio con algo de verde o simplemente un mini balcón, con un par de plantas, para sentirse un poquito más cerca de nuestra querida tierra. Un poco triste, pero está bueno darse cuenta, somos parte de la naturaleza y siempre vamos a necesitar conexión con ella, creo que es volver al origen. Por eso de repente salimos corriendo buscando paz en algún lugar lejos de la rutina, donde además de despejar, descansamos, nos conectamos, meditamos cada uno a su manera y logramos sentir esa conexión que quizás algunos ni se den cuenta, pero está ahí, porque nos hace sentir bien.

Podría decir que mi lugar de inspiración siempre fue el mar, la playa, observar esa inmensidad de agua, sin limites, con tantos misterios y secretos. Y si soy más específica, el momento clave es el atardecer, baja la luz, la gente se calma, algunos se van y algo en el ambiente se relaja y ahí llega la meditación, los sueños se cruzan y crees que todo es posible. Filosofear un rato, ver bajar el sol, darte cuenta que es impresionante, pero pocas veces lo vemos… para mí es un momento de mucha paz, disfrutar en silencio llenándome de esa energía que tiene el mar.

Tuve la suerte de vivir varios años en un país con playa caribeña, poder disfrutarla todo el año, acampar a orillas del mar, dormirme con la luz de la luna, uffff me da nostalgia! Acá lo que me gusta son los paradores, la infraestructura que hay, la movida… allá agua turquesa, arena blanca, palmeras a full… es un paraíso pero alrededor nada, muy sencillo y sin explotar demasiado, creo que con lo que tienen no necesitan mucho más.

Puedo confesar que tengo un sueño que pienso cumplir y es vivir en frente del mar o algo que se le parezca jaja Por el momento antes que termine el verano, tengo ganas de volver a encontrarme con otro atardecer frente al mar, volver a cargar pilas para pasar nuevamente un invierno en la ciudad de la furia. =) Y eso que Baires, me en-can-ta!

Si les gustó el post, la próxima semana se viene el de montaña!

Tagged: , , , , , , , , , , , , , , , , ,

About the Author

Jengibre Jengibre is a full branding boutique based in Buenos Aires offering design, photography and image consultancy, in particular in the Fashion, Gastronomy, Entertainment, Real Estate and Lifestyle Markets. Much more than just separate solutions that look good, we help you create a whole mood or atmosphere.